Que la profesión de fotógrafo está por los suelos y que vivir de ella es casi imposible cuando los potenciales clientes se pueden descargar una foto por 1 euro o incluso gratis desde múltiples plataformas en Internet, es una realidad.

Que además existen páginas web como, por ejemplo, captura.org de EL TERRAT, que se apropia de todos los derechos de las fotos que envían los internautas (revisa las condiciones legales  en este enlace o bien al final) con una pátina de buen rollito; o concursos y entidades que propugnan certámenes con los mismos fines, sin ningún atisbo de defensa de los derechos que les corresponden a los autores por parte de la ley, también es constatable. En la plataforma en Facebook STOP CLÁSULAS ABUSIVAS CON LOS FOTÓGRAFOS se exponen cientos de arbitrariedades de este estilo.

Eso no comporta que algunos soñadores consigan malvivir apostando por una pasión. La fotografía documental es una profesión que tiene más de compromiso que de beneficio. Estoy convencido que todos los que la practicamos creemos a pie juntillas que la información refuerza las virtudes de la democracia.

En todos los trabajos, no obstante, existe una tarifa orientativa. El cliente es el primero que quiere saber por donde van los tiros. Cuando alguien empieza en este oficio es lógico que albergue dudas de los precios que rigen en un mercado tan variopinto como el de la fotografía. La pregunta que más veces he oído en mi vida es “¿Cuánto puedo cobrar por…? (una doble página, un reportaje a medida, un bodegón, una cesión de derechos para publicidad, una foto para una página web, etc.)

Pues bien. Esa información la publicaron desde el año 2006 al 2009 dos sindicatos de fotógrafos, UPIFC y ANIGP-TV, con la idea de dotar a la profesión de unos precios de referencia. Usaron el nombre genérico de “No por debajo”, lo que era una valiosa recomendación, no una orden.

Y entonces es cuando la ley actúa de pleno. Contra los débiles, que es más fácil. Primero el Tribunal Catalán de Defensa de la Competencia y luego la Comisión Nacional de la Competencia ha impuesto sendas multas por un total de 110.724 € por un tarifario que, en cualquier caso, indicaba una línea por debajo de la cual los costes son superiores a lo facturado.

Era el golpe de gracia que le  faltaba a la fotografía… mientras las empresas que se apropian impunemente de las fotos siguen actuando a sus anchas. Éramos pocos y parió la abuela.

¿Y qué hizo el abuelo? Pues se marchó a los campos de golf marbellíes con cargo a los impuestos que pagamos los españoles, incluidos los denostados fotógrafos profesionales. Ahí sí que, sus amigos, los que mandan en los tribunales, aceptaron sus opacas explicaciones y la justicia miró a otra parte. Como la señora de la foto.

ANEXO: Estas bases solo son un ejemplo de como hacerse con un banco de imágenes por la cara, con cláusulas que claman al cielo. Nada personal contra captura.org porque hay muchos más.

(1) Condiciones del portal www.captura.org a quien envíe sus fotos.

1.- que cede, de forma expresa, a EL TERRAT DE PRODUCCIONS, S.L., en exclusiva y con facultad exclusiva de cesión a terceros, todos los derechos de explotación de propiedad intelectual y de imagen de los CONTENIDOS que remita, en cualquier forma y, en especial, los de reproducción, directa o indirecta, transformación (incluidos los de traducción, doblaje, subtitulado y adaptación), distribución, comunicación pública y colección, con la finalidad de facilitar su explotación bajo cualquier modalidad conocida al día de la fecha, entre otras explotación televisiva (incluyendo, televisión analógica o digital, por cable, por satélite analógico o digital, TV de pago, o cualquier otra modalidad de emisión, transmisión o retransmisión ya sea electrónica, tradicional, digital o analógica), cinematográfica, en cualquier red de telecomunicación, en cualquier tipo de soporte (VHS, videodiscos, vídeo láser, CD ROM, CDI, DVD, DVD ROM, downloading por internet y más generalmente todo suporte numérico conocido), a través de merchandising, en forma publicitaria o promocional, en régimen de venta, alquiler o préstamo ya sea de forma individual o en colección y a través de cualquier canal de comercialización.

2.- que la cesión de derechos de explotación se realiza para todos los países del mundo y por todo el plazo de duración de los derechos que cede, de conformidad con la normativa aplicable en cada territorio.
3.- que es legítimo y exclusivo titular de los derechos de explotación de los CONTENIDOS.
4.- que en la obtención de los CONTENIDOS, en todo caso, ha respetado el honor, la intimidad e imagen de las personas que, en su caso, puedan aparecer en los mismos, de los que ha obtenido su autorización.
5.- que renuncia a percibir cualquier compensación por la cesión de derechos efectuada.

Para el caso de que EL TERRAT explote los derechos cedidos sobre los CONTENIDOS, se compromete a incorporar las menciones relativas a la autoría de los mismos.

Así mismo, con la aceptación de las condiciones, Ud. queda informado:

1.- que los datos personales que facilita entrarán a formar parte de un fichero automatizado, responsabilidad de EL TERRAT DE PRODUCCIONS, S.L..

etc… o sea, que el que se quiera dedicar profesionalmente a la fotografía, que se lo piense dos veces.

¡Compártelo!

 
 



Comparteme!
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Meneame
  • MySpace
  • RSS
  • Tumblr

You must be logged in to post a comment.