Por el momento Lexar y Sandisk dejan sola a Sony en la aventura de producir tarjetas XQD, quizás porque la unica cámara “disponible” en este momento que pueda usarlas es la NIKON D4. Almenos esto es lo que dan a entender unas declaraciones de Wendy Vlieks, directora de relaciones públicas de SanDisk, en las que afirma que la compañía ha decidido no iniciar todavía la producción de este tipo de tarjetas.

 

 

Las declaraciones han sido recogidas por CNET, donde se destaca que el joven formato queda -por el momento- huérfano del apoyo comercial de SanDisk y Lexar Media, los dos mayores fabricantes de tarjetas de memoria. Sony, que será en principio la única compañía en vender tarjetas XQD, lanzará sus primeros modelos a finales de este mismo mes de enero.

 

SanDisk y Sony, junto a la propia Nikon, propusieron a finales de 2010 la creación de este estándar orientado a cámaras de gama profesional, para mejorar la captura de ráfagas en formato RAW. Es además un formato apoyado por la CompactFlash Association, que publicó sus especificaciones finales el pasado mes de diciembre.

 

Son tarjetas de tamaño inferior al de las CompactFlash, siendo incompatibles con las ranuras pensadas para este último formato. A diferencia de estas, las XQD prometen llegar progresivamente hasta los 2 TB de capacidad, además de aumentar sustancialmente las velocidades de lectura y escritura.

 

 

Las primeras tarjetas de Sony, que alcanzan velocidades de 125 MB por segundo, tendrán una capacidad máxima de 32 GB. La oferta de tarjetas para la ranura XQD estrenada en la Nikon D4 parece que será bastante limitada de cara a los próximos meses. Aunque no creo que sea un problema porque la Nikon D4 también acepta tarjetas CompactFlash de Tipo I.



Comparteme!
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Meneame
  • MySpace
  • RSS
  • Tumblr

You must be logged in to post a comment.